Selección

El día que Maradona se convirtió en técnico de la Selección

Hace 12 años, después de una reunión con Grondona y Bilardo, Diego le ganó la pulseada a Bianchi y se transformó en el sucesor de Basile. "Es como vencer a Tyson o Monzón", graficó el 10.

Por Federico Del Río

"¿Cómo me siento hoy, después de esto? Como los días que nacieron mis dos hijas". Hacía unas horas que Diego Maradona se había visto cara a cara con Julio Grondona y Carlos Bilardo en un departamento de Puerto Madero. Durante esa reunión habían concretado la llegada del Diez a la Selección Argentina, ya no para ponerse la camiseta, claro, sino para sentarse en el banco de suplentes y cumplir el sueño de ser el entrenador que llevase a Lionel Messi, el otro 10, a levantar la Copa del Mundo. Fue el 28 de octubre de 2008, hace exactamente 12 años.

Alfio Basile había presentado su renuncia después de que los resultados no lo acompañaran como sí había ocurrido en su primer ciclo en la Selección, allá por el inicio de la década del 90. Tampoco ayudó la relación con el plantel, que era bastante fría y el Coco lo notaba en cada concentración. Así, entonces, se abrió la búsqueda para el cargo que todos los técnicos quieren y don Julio se cortó solo. Dejó al resto de los dirigentes de lado, se aferró a las charlas con sus hijos Humberto y Julito, y así fue como levantó el teléfono para llamar a Maradona cuando Carlos Bianchi era el candidato popular.

El Virrey ganaba todas las encuentras entre los hinchas. Sin embargo, ya había rechazado en otras oportunidades ser el técnico de la Selección y eso le costó caro en el círculo cerrado de los Grondona. Ni siquiera quisieron arriesgarse a otro no por parte del entrenador, que se quedó con las ganas de recibir el llamado. Al mismo tiempo, Humberto y Julito hicieron fuerza para que haya un nuevo acercamiento entre su papá y Bilardo (estaban distanciados) y a partir de ese vínculo empezó a gestarse la llegada de Diego, con el Narigón como director general de las selecciones.

"Ganarle a Bianchi es como vencer a Foreman, Tyson o Monzón", graficó Maradona con su habitual estilo para las grandes definiciones. Si bien el anuncio oficial llegaría dos días más tarde, justo como regalo de su cumpleaños número 48, el propio Diego se adelanto y confirmó la noticia públicamente el mismo día de la reunión con Grondona a pesar de que todavía restaban definir algunos detalles, sobre todo vinculados a quiénes formarían parte de su cuerpo técnico. El presidente de la AFA pretendía que Sergio Batista fuera casi que dupla técnica con el Diez, pero finalmente eso no ocurrió.

José Luis Brown, Pedro Troglio, Fernando Gamboa y Alejandro Mancuso eran otros de los nombres que se tiraron sobre la mesa en aquella reunión en Puerto Madero, hace 12 años. Si bien el primer día que Maradona se calzó el buzo con el escudo de la AFA estuvo acompañado por el Tata y por el Checho, y el propio Diego dijo que “se cierra acá” en referencia a su cuerpo técnico, con el transcurrir del tiempo todo se fue modificando. Batista se quedó con los Juveniles, donde ya estaba trabajando (y terminaría siendo sucesor de Maradona en el cargo), y Héctor Enrique y Mancuso se acoplaron al equipo del 10 que sufrió para llegar al Mundial de Sudáfrica 2010, donde se volvió después del cachetazo que le dio Alemania con el 4-0 en los cuartos de final.

Comentarios