Selección

El 1x1 de Argentina en la noche perfecta

La Scaloneta bailó y goleó a Uruguay jugando al ritmo de Messi y con producciones descomunales de Dibu Martínez y De Paul. También Lo Celso y Cuti Romero exhibieron un gran nivel. 

Por Enrique Gastañaga

El saludo cómplice entre Rodrigo De Paul y Lionel Messi, los dos jugadores de campo con nivel más alto. El 10 jugó para 10 y el 7 jugó para 9.

El saludo cómplice entre Rodrigo De Paul y Lionel Messi, los dos jugadores de campo con nivel más alto. El 10 jugó para 10 y el 7 jugó para 9.

Emiliano Martinez (9). Arquero de equipo campeón. Inmenso para reaccionar abajo, a contrapierna, para sacarle una volea de gol a Suárez. Le tapó dos más, otra al Pistolero y una a Valverde. Todo eso cuando estaban 0 a 0. El respaldo que toda construcción ofensiva necesita.

Nahuel Molina (6). Otra tarea correcta del lateral derecho. Alguna proyección interesante, algún cierre oportuno. 

Cristian Romero (8). Un central distinto. Si en algún momento parece que a Argentina no le pueden convertir es por lo que impone Dibu y también por la presencia desbordante de Cuti. Impasable el del Tottenham en el mano a mano, pero además sin miedo a jugar y anticipar bien lejos del arco propio. 

Nicolás Otamendi (6). Sufrió al principio con la jerarquía de Suárez, pero luego se afirmó y exhibió solvencia.

Nicolás Tagliafico (6). En el arranque por su zona Uruguay generó algunas dificultades en defensa, aunque después se acomodó y cumplió. Casi hace un gol de cabeza en el segundo tiempo.

Rodrigo De Paul (9). Descomunal. Una producción de mediocampista total. Despliegue, movilidad, claridad, asistencia y gol. Hizo el segundo y sirvió el tercero.  

Leandro Paredes (7). Clase y precisión en el manejo de la pelota. Ubicación. Además, robó la pelota en el primer gol. 

Giovani Lo Celso (8). Estableció conexiones por aquí y por allá. Siempre oxigenó a Messi en la elaboración y así dibujaron múltiples combinaciones dulces. También anduvo cerca del gol tres veces, pero el travesaño en una se lo negó. 

Nicolás González (7). Bien abierto por la izquierda, fijó a Nandez y lo obligó siempre a sostenerse en función defensiva. Realizó un gran despliegue y metió una diagonal impactante en el primer gol.

EL MEJOR: LIONEL MESSI (10). De principio a fin, a todos hizo jugar el genio en su versión renovada de 34 años. No se la podían sacar. Tanto jugó que un intento de sensual asistencia para Nico González se transformó en gol propio y sirvió para romper el empate. 

Lautaro Martínez (7). Tuvo un escenario complicado contra tres fuertes centrales uruguayos: Araújo, Coates y Godín. Entendió cómo salir para jugar de espaldas y apoyar a Messi. El premio fue el gol, el tercero, entrando por el segundo palo. Vaya si cumplió con el rol del "9".

Joaquín Correa (6). Entró por Lautaro faltando 25 minutos. Jugó un rato de "9" y Muslera le sacó una pelota abajo que era el cuarto. Después, fue por la izquierda.

Angel Di María (7). La gente lo pidió, ingresó por De Paul y estuvo casi media hora en cancha. Voló por la derecha. Muslera le tapó dos claras.  

Julián Alvarez (7). Scaloni le dio el cuarto final para que gane confianza y ritmo de Selección. Se sumó al recital y puso dos pelotas de gol.

Exequiel Palacios (6). Reemplazó a Paredes y jugó quince minutos. Lo hizo con criterio. 

Facundo Medina (-). Jugó apenas 10 minutos, por Otamendi, que está al límite con las amarillas y fue cuidado.

DT: Lionel Scaloni (9). No tiembla para mover el equipo. Ante el cambio táctico de Uruguay, apeló a Nico González para ir variando el esquema según la ocasión aprovechando su versatilidad para moverse por toda la banda izquierda. Vaya si le dio resultado. El equipo protagonizó siempre y con los cambios no perdió naturalidad ni agilidad.

Comentarios