Selección

¿Cómo forma el tridente que ilusiona a Scaloni? 

Regresos, confirmaciones y ausencias. Presente y futuro de la delantera que piensa el DT de la Selección Argentina que la semana que viene jugará la última Fecha FIFA del año
 

Por Arturo Bulian

Lautaro Martínez festeja el primer gol ante Venezuela en la Copa América 2019. Fuera de foco, Lionel Messi(Fotobaires)

Lautaro Martínez festeja el primer gol ante Venezuela en la Copa América 2019. Fuera de foco, Lionel Messi | Fotobaires

Se terminaron las pruebas para Lionel Scaloni y en estos dos últimos partidos del 2019 definirá gran parte del equipo que disputará las Eliminatorias. Volverá a contar con Lionel Messi, Sergio Agüero y la idea es continuar con el tridente de ataque junto a Lautaro Martínez.   

El equipo fue mutando, pero desde un principio su matriz ya empezaba a aportar nombres que se repetirían: Franco Armani en el arco, Renzo Saravia  -más adelante Juan Marcos Foyth-, Germán Pezzella , Nicolás Tagliafico en defensa, Leandro Paredes, Giovani Lo Celso en la mitad, y en la delantera… faltaban confirmaciones: Gio Simeone fue el primer punta; Mauro Icardi asomó como ese delantero que, de tener regularidad en el Inter de Italia, se quedaría con el puesto; Lautaro Martínez por lesión o rendimiento aún no explotaba. Dybala no era una fija en ese comienzo. Messi recién aparecería por marzo en aquel olvidable partido frente a Venezuela en Madrid. Ese día sumaron minutos Matías Suárez y Darío Benedetto. ¿Agüero? Sería citado por primera vez previo a la Copa América. 

En Brasil y debido a un muy mal arranque tras derrota con Colombia y empate frente a Paraguay, combinaron de arranque contra Qatar Messi, Agüero y Martínez. El Kun le ganó la pulseada al 10 del Inter en el debut, pero en Belo Horizonte saltó Lautaro desde el comienzo. Mientras, el capitán argentino se sumaba a los problemas de un equipo que no encontraba respuestas. Hasta que, más allá del rival discreto, llegó la primera victoria y clasificación. Se afirmaba el tridente con la jerarquía, los goles y las consecuencias del caso. Brasil supo exprimir las ventajas de los espacios que aparecían por el mal retroceso y el desbalance.

Sin embargo, el tercer puesto en San Pablo no sólo trajo la confirmación de Scaloni como conductor, sino la de los tres que asoman para, de no mediar inconvenientes, completar la delantera argentina de cara a las Eliminatorias. La actualidad da un marco de tranquilidad al cuerpo técnico. A los del Barcelona, Inter y Manchester City se suma Lucas Alario, una alternativa que no sólo ya aportó goles con la albiceleste, sino que se convierte en una variante para incluso trabajar desde el juego aéreo y la presencia física en los últimos metros. Todos suman minutos en sus ligas y están disputando la Champions. 

Agüero regresa a las convocatorias con números sobresalientes en Inglaterra: jugó 13 partidos en lo que va de la temporada y convirtió 13 goles, cerca de estar en el top 5 de máximos anotadores en la liga. Lautaro es el goleador del ciclo Scaloni con 9, aportó un gol en gran partido por Champions vs Dortmund, lleva 8 tantos en 15 partidos y ya suenan los grandes europeos para llevárselo. Messi ante un nuevo retorno, ya recuperado de la lesión, siempre fundamental, más allá del presente del Barcelona: jugó 10 y convirtió 6. 

A eso hay que adherir que ganó terreno Alario, quien combina altura en el área y ese recambio como punta de lanza que al equipo le falta y que no supieron conseguir con la Selección ni Darío Benedetto ni Mauro Icardi. A pesar de no ser indiscutido en el Leverkusen, logró 3 goles en 13 partidos sumando titularidad en la Bundesliga. Paulo Dybala es la deuda pendiente. Irregular más allá de positivas apariciones en Juventus: sumó 4 tantos y 3 asistencias en 12 encuentros en Italia; pelea titularidad en las dos competencias. Nico González (del Stuttgart, citado nuevamente) es una apuesta que alterna con la SUB 23.

¿Qué sucede con Icardi y su ausencia? Su campaña en el PSG no es para menospreciar: desde octubre 7 PJ, 8 goles. Sin embargo, previo a su salida del Inter y tras aquella victoria en Mendoza  frente a México durante noviembre pasado, no cayeron bien sus declaraciones sobre la comparación de este grupo con el que disputó el Mundial. Un grupo que se fortaleció desde lo futbolístico más allá de su alejamiento de la Selección, justo en ese sector de la cancha. Allí Argentina empezó a encontrar respuestas a los golpes y en medio de una competencia como la Copa América. Con los riesgos del caso. El desafío de aquí a marzo, con Brasil y Uruguay mediante, será acoplar al tridente Messi- Agüero-Lautaro a un equipo y no viceversa
 

Comentarios