Opinión

No saben lo que es un Superclásico con la pasión del hincha

Casi dos años pasaron del último River-Boca con público en las tribunas; en ambos planteles la mayoría de los futbolistas nunca vivió lo que significa jugar semejante partido con el sonido de fondo de los simpatizantes

Por Martín Castilla

No saben lo que es un Superclásico con la pasión del hincha

No saben lo que es un Superclásico con la pasión del hincha

Según lo anunciado por las autoridades nacionales, el partido del domingo entre River y Boca se jugará en el Monumental con hinchas locales en las tribunas al igual que en el resto de los estadios y en todas las categorías. El dato curioso es que durante el 2020 no hubo choques entre ambos equipos y los que se jugaron este año se disputaron sin público por la pandemia. En consecuencia, la mayoría de los dirigidos por Marcelo Gallardo y Sebastián Battaglia no sabe lo que es disputar un Superclásico con el aliento de los simpatizantes como sonido de fondo.

El último Superclásico con público se disputó el 22 de octubre de 2019, por el desquite de las semifinales de la Copa Libertadores, en La Boca, donde el equipo xeneize se impuso por 1 a 0 con un gol de Jan Hurtado pero no le alcanzó para pasar la serie. Ese día, con banderas, disfraces y fuegos artificiales, la Bombonera se vistió de fiesta para recibir al conjunto local, que el técnico Gustavo Alfaro formó con Andrada; Buffarini, Lisandro López, Izquierdoz y Mas; Salvio, Marcone, Almendra y Alexis Mac Allister; Ábila y Tevez (ingresaron Mauro Zárate, Hurtado y Villa). Los titulares de Gallardo fueron Armani; Montiel, Martínez Quarta, Pinola y Casco; Ignacio Fernández, Ezequiel Palacios, Enzo Pérez y De La Cruz; Borré y Suárez (entraron Paulo Díaz, Scocco y Pratto). Desde entonces, el espectáculo alrededor del fútbol vaya que ha cambiado por la emergencia sanitaria. 

En lo que va del año ya se disputaron cuatro Superclásicos, pero sin público y con la presencia únicamente de los allegados habilitados. Se viene el quinto y, si se tiene en cuenta la última lista de concentrados de ambos equipos, son muchos los futbolistas con chances de jugar por primera vez con el aliento de las tribunas de fondo. En River, la oportunidad puede ser para 14 jugadores: Brian Romero, Palavecino, Carrascal, Angileri, David Martínez, Simón, Paradela, Vigo, Girotti, Galván, Rollheiser, Peña, Fontana y Lucero. En Boca, la lista asciende a 16 nombres: Advíncula, Rojo, Rolón, Orsini, Molinas, Briasco, ‘Pulpo’ González, Campuzano, Montes, Vázquez, Varela, Sández, Zambrano, Medina, Zeballos y Mancuso.

Cuando se trata de un clásico, la cuenta regresiva es larga. Parece eterna. Más para los jugadores que por primera vez tendrán la oportunidad de estar en el campo. A toda hora tienen una lucha desigual con la creciente ansiedad. Es lógico. Es un Superclásico y vuelve a jugarse con la pasión de la tribuna.

Comentarios