Opinión

Alfaro se acordó tarde

Martín Costa le puso su mirada al momento de Boca, tras la eliminación con River y la goleada con Arsenal, y puntualizó en el accionar del director técnico

Por Martín Costa

Gustavo Alfaro dirige a Boca desde enero de 2019(Fotobaires)

Gustavo Alfaro dirige a Boca desde enero de 2019 | Fotobaires

Se acordó tarde Alfaro de atacar. De ser más ambicioso. De entender que debía bajar un mensaje más ofensivo. Lo del domingo ante Arsenal, con errores defensivos como a lo largo del semestre que volvieron a convertir a Andrada en figura, es una prueba que con los jugadores desequilibrantes que tiene Boca se puede pensar más en el arco de enfrente.

Tarde. Para un entrenador que siempre priorizó lo defensivo; el cero en el arco propio; que respetó demasiado a River en el partido de la Superliga y en el de ida de la Copa Libertadores. No por nada su arquero y sus marcadores centrales son los más destacados de este semestre. 

Es cierto que la propuesta de Arsenal ayudó a que Boca tuviera más espacios. Pero vale la intención. Sirvió para ver una vez mas que Fabra tiene que jugar siempre. Lástima que Alfaro no entendió que el colombiano no podía faltar en los partidos importantes...

Fabra tiene que jugar siempre

Se acordó tarde el entrenador que con la jerarquía de mucho de estos jugadores se podía tener ganas de atacar. Todos sabíamos cuando Burdisso pensó en él qué clase de entrenador era y es Alfaro. Pero cuando llegás al equipo más grande de Argentina y tenés estos jugadores, mínimamente, tenés que intentar ser más agresivo. Ser más directo. Y no jugar casi todo el año con el freno de mano puesto. Tarde Alfaro. Porque va a quedar más marcado su eliminación ante River (por más que haya dicho que minimizaron a River ��) que por las estadísticas que nos quisieron hacer creer en estos 11 meses.

Comentarios