Opinión

... Que seis meses no es nada

El fútbol te da sorpresas, sorpresas te da el fútbol. Después de medio año sin jugar y con pocos entrenamientos encima, volvieron los equipos argentinos a disputar la Copa Libertadores de América. Cuando se temía que, ante rivales que llegaban en plena competencia, Racing, River, Boca, Defensa y Justicia y Tigre la iban a pasar mal, en el desarrollo de los partidos no fue para nada así

Por Leonardo Gentili

Boca ganó y River empató en la reanudación de la Copa Libertadores(Fotobaires)

Boca ganó y River empató en la reanudación de la Copa Libertadores | Fotobaires

Mucho se habló, en la previa del regreso del torneo continental más importante, de la inactividad de los planteles compatriotas. No solamente era preocupante la falta de competencia, sino las dificultades por las que tuvieron que atravesar: Algunos lesionados y contagiados de coronavirus (Boca, por ejemplo, tuvo infectado medio grupo). A eso había que agregarle que los rivales llegaban precedidos de varios encuentros en sus respectivas ligas. Lo cierto es que en el verde césped las preocupaciones, que se proyectaban antes de los partidos, se diluyeron.

Con muchas prácticas vía zoom, sin partidos, con lesionados y contagios, allá fueron: Racing contra Nacional, River, en el Morumbi, frente a San Pablo; Defensa y Justicia, en Varela, ante Delfín de Ecuador; Boca, en Paraguay, vs Libertad; y Tigre, de visita, con Guaraní.

Probablemente en un contexto diferente y en igualdad de condiciones, en relación a la preparación previa, 'La Academia' no hubiera perdido 1 a 0 en Avellaneda con Nacional, no obstante el gol llegó por un penal tras un dudoso fallo.

Lo de River, más allá del 2 a 2 con San Pablo en tierra paulista, fue admirable por su condición física y futbolística. Presionó muy arriba casi siempre y mereció mejor suerte. Lo de Boca fue propio de un equipo con aspiraciones coperas. De principio a fin ganó sin objeciones en 'La Nueva Olla' donde lo cocinó a fuego lento a Libertad y lo derrotó 2 a 0.

Defensa y Justicia goleó 3 a 0 a Delfín de Ecuador y ¿quién le quita la ilusión de meterse en octavos? Hasta Tigre, cuya mayor preocupación está en el ascenso, le jugó de igual a igual, al menos hasta los 35' del segundo tiempo y a pesar de la caída 4 a 1, a Guaraní.

En esta fecha de copa, se vio el tan mentado plus del futbolista argentino, ese por el que es pretendido por los clubes del resto del mundo: la capacidad anímica para sobreponerse a la adversidad y el sacrificio para emparejar desde la garra y el amor propio situaciones que, en principio, eran desparejas.

A muchos se les quemaron los papeles, con un puñado de entrenamientos y sin partidos previos, no solo no hicieron agua, sino que los conjuntos nacionales estuvieron a la altura de las circunstancias y en el caso de River y Boca le sacaron brillo a la chapa de candidatos.

Ante semejantes demostraciones los hinchas quedaron con ganas de más y siguen esperando el regreso del fútbol local, porque si bien, por lo visto en la fecha de Libertadores, seis meses no es nada, seis meses sin fútbol es una vida y una vida sin fútbol sería de una desolación tan grande que es mejor continuar aguardando, a sabiendas de que en esta comedia, que de divina nada tiene, luego del infierno y el purgatorio nos espera un cielo con forma de pelota.

Comentarios