Liga Profesional

"Una de las cosas que hay que cumplir en la vida es comer un asado con Riquelme y hablar de fútbol", expresó en TNT Fútbol Leandro Gracián

El Tano, exjugador Xeneize, se suma al cuerpo técnico de la Reserva de Boca que encabeza Hugo Ibarra y dialogó con TNT Sports sobre el presente del equipo de Sebastián Battaglia.

Leandro Gracián, ayudante de la Reserva de Boca, en TNT Fútbol

Leandro Gracián integrará el cuerpo técnico de la Reserva de Boca como ayudante de Hugo Ibarra. Lo convocó Juan Román Riquelme, ya firmó contrato y se entusiasma con su nueva función, según expresó en TNT Fútbol, programa en el que ponderó al vice del club.

“Román te escucha y es un amante del juego. Una de las cosas que hay que cumplir en la vida es comer un asado con él y hablar de fútbol. Es un enamorado de Boca, ahora desde su actual rol en la institución”, comentó el Tano, quien jugó en Boca entre 2007 y 2011, cuando compartió plantel con el ídolo boquense.

“Estuve un año y medio en Atlanta con Walter Erviti. Una vez que terminamos, Román me citó para la Reserva. Es una oportunidad para seguir creciendo como entrenador. Pertenecer a la estructura de Boca es un privilegio, siempre con la misión de ayudar a los chicos y transmitirles nuestros conocimientos del juego junto con Ibarra”, agregó en el ciclo que conduce Ignacio Fusco.

Gracián, quien también vistió las camisetas de Vélez, Independiente,  Colón y San Martín de Tucumán, y pasó por clubes de México, Paraguay, Ecuador y Colombia y Chile, explicó que “se aprende mucho al lado de Riquelme. Es un ida y vuelta. Charlar de fútbol con Román es un placer. No solo sobre el juego sino en general. Sabe todo y tiene una memoria tremenda. Está muy feliz en la vuelta a su club. Con Román se comparten unos ricos mates. En los asados se toma gaseosa y agua, no vino. No me gusta el alcohol”.

“Es difícil explicar qué tiene Boca en referencia a todo en lo que compite. Siempre va a estar ahí. Podrá jugar bien o mal, gustará más o gustará menos, pero es un grande con futbolistas increíbles. En la cancha el equipo te lastima y genera timidez en el rival”, indicó a continuación.

El ex enganche, de 39 años, contó además que “cuando jugaba en Boca, nosotros sabíamos que ganábamos, con buenos o malos rendimientos. Lo sentís adentro con tus compañeros. Eso a veces es difícil de transmitir, pero uno lo palpita”. Y reforzó: “Si contra Boca errás goles, como le pasó a Racing, estás al horno. El equipo siente que va a ganar el partido. Después profundizamos sobre el juego. Pero Boca va a los penales con una seguridad tremenda. El arquero cree que los ataja todos y sus compañeros van confiados. Lo noto en la cara de los jugadores antes de patear. Veo que el grupo está bien en la postura de los futbolistas”.

“Uno no quiere ser esclavo de sus palabras, pero todo indica que Boca va a hacer todo lo posible para clasificarse en la Libertadores, independientemente del resultado entre Cali y Always Ready. Tiene su partido de local. Y la gente de Boca es distinta en la Copa. Jugar en la semana, a la noche, en la Bombonera, es diferente respecto del campeonato local. Al hincha le gusta la Libertadores y los jugadores transmiten las mismas sensaciones”, concluyó.

Comentarios