Liga Profesional

El 1x1 y los puntajes de River: Alvarez lo rompió y Armani lo sostuvo

El "9" corrió, robó, asistió y definió. El "1" evitó dos veces el empate de Central Córdoba. Entre uno y otro, explican la alegría millonaria y el 3-1 en Santiago del Estero. Si el equipo de Gallardo llega al Superclásico con el espíritu por el cielo es por su búsqueda de siempre, pero en especial por ellos.

Por Enrique Gastañaga

Julián Alvarez corre abrazar a Carrascal, el autor del primer gol. El "9" de River había robado y había asistido al colombiano cuando River dominaba, pero no podía abrirlo.

Julián Alvarez corre abrazar a Carrascal, el autor del primer gol. El "9" de River había robado y había asistido al colombiano cuando River dominaba, pero no podía abrirlo.

Franco Armani (8). Dos atajadas gigantescas en momentos decisivos. Con el partido 1-0, le sacó un remate bajo a Sequeira; con el 2-1, le tapó un mano a mano a Riaño con ayuda del palo.

Milton Casco (5). Bien abierto por la derecha, no logró pesar en ataque. Cuando Central Córdoba apuró en el segundo tiempo no se mostró demasiado firme.

Robert Rojas (4). Flaqueó en la etapa final. Ahí exhibió ciertas dudas. Quedó desacomodado en la acción de Riaño que salvó Armani.

Paulo Díaz (5). Demostró jerarquía y velocidad en cada situación de réplica que insinuó el equipo santiagueño en el primer tiempo. Eso sí, cuando Central Córdoba se soltó en la segunda etapa como todo River padeció. Le costó controlar a Milton Giménez (1.84 de estatura) en jugadas con pelota detenida. 

Fabrizio Angileri (6). Trató de proyectarse y lo hizo más que Casco, aunque no fue tan profundo como otras veces. Su mano en el penal fue discutible.

Santiago Simón (6). Trató de aportar movilidad y desplazamientos verticales arrancando desde la derecha, uno metros adelante de Enzo Pérez. Le puso una linda pelota a Rollheiser y Rigamonti le sacó un derechazo desde afuera. Luego, sintió el desgaste y salió. 

Enzo Pérez (6). Una producción correcta, matizada con su criterio habitual, más allá de una pérdida extraña en él.

Nicolás De la Cruz (6). Buscó manejar la pelota y acelerar en medio de los múltiples obstáculos que ubicaba Central Córdoba en su postura inicial bien retrasada. Lo curioso fue que, cuando el partido se abrió, con más espacios, no influyó como se imaginaba.

Benjamín Rollheiser (5). El zurdo no logró trascender demasiado. Arrancó desde la derecha y no lució limpió en el cierre de algunas acciones. Sin embargo, encontró su chance más clara por la izquierda y la tiró afuera.

EL MEJOR: JULIÁN ALVAREZ (9). Jugó de "9" y coronó otro partido de futbolista diferente. Robó y asistió en el primero, clavó un derechazo impactante en el segundo y ofreció siempre su despliegue criterioso al servicio del equipo. 

Jorge Carrascal (6). Después de finalizar algunos episodios sin éxito, rompió el empate ingresando por la izquierda (el sector donde más cómodo se mueve) y definiendo con clase el mano a mano ante Rigamonti. 

Braian Romero (6). Reemplazó a Rollheiser y selló el tercero marcando bien el pase y con un control que desorientó a Rigamonti y se transformó en gol. 

Bruno Zuculini (5). En el peor momento de River, entró por Simón para oxigenar el medio y darle una mano a Enzo Pérez. El partido era de área de área.

Agustín Palavecino (7). Cuando el desarrollo estaba complicado, sustituyó a Carrascal para aportar en el control de la pelota. Le sirvió el tercero a Romero.

Marcelo Gallardo (7). Con lógica, respaldó a Julián Alvarez como centrodelantero. Fue interesante las asociaciones que propuso por las bandas (por la derecha, Casco - Simón - Rollheiser; y por la izquierda, Angileri - De la Cruz - Carrascal), aunque al final por ahí River no desató la historia. Los cambios ayudaron, en especial el de Palavecino.   

Comentarios