Internacional

Messi comunicó que continuará en el Barcelona y criticó con dureza al presidente del club: "Me quería ir. No cumplió con su palabra"

Tras 10 días de tensión e incertidumbre, finalmente este viernes el 10 de la Selección Argentina y del Barça dijo que seguirá en el conjunto catalán. Las razones

Lionel Messi en el Barcelona(EFE)

Lionel Messi en el Barcelona | EFE

Fueron 10 días de incertidumbre y de mucha tensión en el Barcelona y seguramente en el entorno de Lionel Messi. Desde la información del burofax enviado al club hasta este viernes 4 de septiembre, el futuro de la Pulga parecía pendular entre el Manchester City y el conjunto catalán en el que está hace 20 años. Sin embargo, por el momento, la novela parece haber terminado, aunque no de la mejor manera.

El 10 de la Selección Argentina y del Barça habló con Goal y señaló que seguirá en la institución. De esta forma, la partida del rosarino no se dará este año como planeó ante la falta de un proyecto deportivo, sino que se podría evaluar en 2021. No obstante, criticó con dureza al presidente de la institución, Josep Maria Bartomeu, y aclaró que su intención era irse, pero no se lo permiten.

"Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí", confesó Messi. Luego, tras explicar que para él fue un año muy complicado y que llevaba mucho tiempo pensando la decisión, acusó al mandamás del club de no respetar lo acordado: "Siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra".  

A su vez, tras volver a criticar la falta de un proyecto deportivo, dijo que había tomado la decisión de dejar Barça porque "estábamos seguros que quedaba libre" y Bartomeu siempre le había comunicado que al final de la temporada podía decidir si se quedaba o no. "Ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Y este el motivo por el que voy a seguir en el club", resaltó, al tiempo que apuntó que lo pusieron entre la espada y la pared ya que le comunicaron que la única manera de marcharse era pagar la cláusula de 700 millones o ir a juicio: "Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio".

 

Previamente, Jorge Messi, el padre y representante de la Pulga, envió una carta a Javier Tebas, presidente de La Liga, en duros términos. En la misma, además de resaltar la "obvia parcialidad por el rol que tal institución representa en defensa de los intereses de sus asociados (los clubes de fútbol)", aseguró que "la indemnización de 700 millones de euros, prevista en la cláusula previa 8.2.3.5, no aplica en absoluto" y puso en duda la información que manejaba el organismo.

Por su parte, La Liga publicó un comunicado inmediatamente considerando que "dicha respuesta pone de manifiesto y confirma la interpretación descontextualizada y alejada de la literalidad del contrato que realizan, por lo que LaLiga se reitera en el comunicado del pasado 30 de agosto". En dicho texto de fines del mes pasado, el organismo le dio la derecha al Barcelona al apuntar que "el contrato se encuentra actualmente vigente y cuenta con una 'cláusula de rescisión' aplicable al supuesto de que Lionel Andrés Messi decidiera instar la extinción unilateral anticipada del mismo".

Comentarios