Internacional

La explicación de Joaquín Correa sobre el escándalo en el partido ante Lazio: "Mi amigo Luiz Felipe cometió un error y mi reacción fue esa, lamento lo que pasó"

Luego de la derrota de Inter ante Lazio, Joaquín Correa publicó un mensaje y se disculpó por el escándalo que vivió junto a su amigo Luiz Felipe

El escándalo entre Joaquín Correa y Luiz Felipe

Por una nueva fecha de la Serie A de Italia, Inter perdió 3-1 ante Lazio en condición de visitante, sufrió su primera derrota en el campeonato y cayó al tercer lugar de la tabla. Sin embargo, la situación más llamativa se dio sobre el final del encuentro, cuando el árbitro marcó el fin del partido. En ese momento, Luiz Felipe, futbolista de Lazio, corrió y saltó encima de Joaquín Correa, quien hasta la temporada pasada fue su compañero en el conjunto romano.

En ese momento, el argentino reaccionó de mala forma y atacó con empujones a su amigo, quien se sorprendió por la reacción del Tucu, se fue expulsado con roja directa y se largó a llorar en medio del campo de juego.

Una vez finalizado el partido, el Tucu dio explicaciones y pidió disculpas por todo lo que pasó: "Lamento lo ocurrido ayer, desde todos los puntos de vista. Primero que nada por la afición del fútbol, donde deberíamos ser un ejemplo positivo. Seguramente mi amigo Luiz cometió un error en el gesto y el momento, entonces mi reacción fue esa".

"Ojalá nunca hubiera sucedido. Pero ahora pasemos la página y sigamos adelante. Vamos hacia el próximo partido con el Inter y los próximos desafíos. Tratando de hacer que los aficionados se lleven las cosas buenas del fútbol", escribió Correa.

Por su parte, Luiz Felipe también hizo un descargo en sus redes sociales: "En primer lugar, quiero aclarar que tengo un gran respeto por el Inter o por cualquier otro club. Todos somos profesionales, trabajamos para perseguir nuestros objetivos y nunca dejaríamos de respetar a otro profesional. Al final del partido terminé saltando sobre los hombros de Tucu porque es uno de los grandes amigos que me ha dado el fútbol. Nuestras familias son amigas y siempre hemos sido muy cercanas. Allí lo que más quería era abrazarlo y bromear sobre el resultado, hasta donde nuestra amistad lo permite, pero me emocioné".

"Quizás, en retrospectiva, no fue el mejor momento ni el lugar más adecuado. Pido disculpas a todo el que se haya sentido ofendido y aclaro que no lo he intentado, de ninguna manera, ser irrespetuoso con él, con otros atletas o con la Institución Internacional y sus apasionados fanáticos. Fue un acto inocente, de una persona que tiene un gran cariño por Tucu. Te amo, hermano", cerró.

Comentarios